Lo nuevo



El placer de aprender…El placer de saber que uno puede aprender. Un gran placer, es cierto. Saber que uno puede seguir conociendo cosas nuevas.
El ego va conociendo sus límites antes los errores y el conocimiento. Lo nuevo siempre tiene que quebar lo existente, hacerse de un lugar para poder ser adquirido. Esa es la manera, estar abierto ante lo nuevo, ante nuevas maneras de ver una misma técnica.
El cuerpo debe estar atento para sentir. La mente para comprender y la boca cerrada para evitar las discusiones, que muchas veces no llevan a ningún lado.
La pregunta sincera debe estar lista para salir, para que nos aclare la duda que siempre surge ante lo nuevo. Después queda en nosotros incorporar lo nuevo o no hacerlo. Sin embargo, debenos dejar la posbilidad de que lo nuevo se presente ante nosotros.

Comentarios

Entradas populares