La identidad como premisa


La identidad debe prevalecer en la práctica del Aikido. Más allá del maestro o instructor, el alumno debe encontrar su manera, su forma, su escencia. Y ahí está la cuestión. No es fácil de hacerlo, no es fácil de promoverlo, no es fácil entenderlo. En fin, es algo complejo.



Es como la rosa. La rosa es ella. Diferente a otras rosas. Esa es la identidad. Su belleza. Comparten el mismo espacio con otras rosas, pero son distintas. Diferentes, sin por ello dejar de ser lo que son. En la práctica del Aikido debería ser asi. Cada uno con su identidad, no copiando la de su maestro. No. Asi no.
Algo dificil de entender.

Comentarios

Entradas populares