El Tatami

Dentro de un tatami ocurren incesantes historias. Algunas llegamos a descubrirlas. Sólo unas pocas. Van y vienen. Están y no están. Son momentos. Son experiencias que se comparten.
No sólo hay técnicas, caídas, movimientos, preguntas…..junto a eso hay personas con sus historias de vida. Dicen que eso hay que dejarlo fuera del tatami, como si uno pudiera sacar sus historias como si fueran un saco y colgarlos en un perchero.
El Aikido es parte de la vida de uno, es parte de la personalidad, de sus sueños, de sus miedos, de sus complejos….¿ Acaso uno puede separar eso al entrar a un tatami?
¿Es sano lograr esa separación ?
Y ahi es cuando veo lo que veo. Siento lo que siento. Eso me pone bien, me hace sentir vivo. Pero, cuando siento y no veo lo mismo, eso me genera dudas. Dudas que nacen a partir de la observación. Dudas que señalan algo.
El tatami es el espacio temporario en el cual estamos despojados de todas nuestras armadiuras que la civilizacion y la tecnologia nos han dado. Estamos nosotros con nuestra almas. No hay escape.

Comentarios

Entradas populares